martes, 27 de noviembre de 2007 | By: Cafeína

Y por fin...¡Praga!

Este fin de semana (¡por fin!) he recibido mi regalo de hace...2 cumpleaños: ¡un viaje a Praga! Como todas las cosas buenas se ha hecho de rogar, pero ha valido la pena.
Salimos el sábado por la tarde con un poco de miedo por lo que la predicción meteorológica anunciaba (máx de 4º y mín de -4º), pero contentos al mismo tiempo porque quizá eso significaba nieve. Así que, cubiertos como cebollas llegamos a la tierra prometida.
Primera impresión; no hace tanto frío (lamento mis dos mil cap
as cuando voy al baño, ¡bienaventurados los hombres y sus cremalleras estratégicas!), el hotel está en pleno centro así que nos acercamos a la plaza...una maravilla que, ya de noche, te deja sin aliento (¿será el frío que empezamos a notar?). El reloj astronómico del Ayuntamiento, los edificios, la iglesia Ntra. Sra. de Tyn que deja ver sus agujas entre los tejados...TODO crea una imagen de retroceso en el tiempo espectacular. Al día siguiente, como no hace bueno, el castillo. Segunda impresión: el puente San Carlos. Sin palabras. Y para ponerle la guinda al cuento ¡empieza a nevar! El castillo no nos protege, se trata de un patio con iglesia, salas y calles casi nada sobre nuestras cabezas; nos tomamos un tiempo dentro de la iglesia. La vuelta (hoy si, con mucho frío pero con mucho encanto)
Nos queda el barrio judío, un recodo en el centro de la capital que te hace permanecer en
silencio y meditar sobre la historia de este pueblo. La sinagoga Pinkas tiene en sus paredes los nombres de los más de 77.000 víctimas de la persecución nazi. El cementerio ofrece una imagen de respeto que nunca podré olvidar. Ese día sí, la nieve nos sorprendió en forma de tormenta, así que las últimas fotos nos muestran a Praga con un manto blanco.

Cualquier cosa que oí antes de esta ciudad se queda corta. Praga, con sus marionetas, músicos itinerantes, artistas, edificios, plazas, castillo, iglesias...es una ciudad inigualable. En verano, parece ser, es un mar de turistas y en invierno la nieve le da un aire especial que ¿por qué no?

PD: las fotos del viaje están colgadas aquí

5 comentarios:

gatchan82 dijo...

cuando veo y leo cosas sobre estos países es cuando me pregunto si la UE lo está haciendo bien, porque, ¿realmente somos y nos sentimos tan europeos unos y otros? ¿es nuestra cultura (y herencia cultural) similar?

no se ven las fotos :(

Cafeína dijo...

Si no son tan similares tienen algo de historia en común. Al menos nos facilita el conocimiento de otras culturas q, quizá, de otra forma no nos aventuráramos a conocer. La UE es bueeeena, q se lo digan a los emigrantes como yo :)

Cómo q no ves las fotos?

akasha dijo...

nenaaa yo quiero un viaje a paris por mi cumple pero mi novio es tan gili que esos detalles no los tiene, aparte de eso verte en new years es lo mejor de los regalos...en serio,te mandare el number de david y hablais por si el sabe que regalar.

Diego dijo...

Alaaaa, que chuloooo.
Yo quiero ir... y encima tentando con lo de que hay nieve, jejeje...
La verdad es que hay millones de cosas por ver, no ya en Europa, sino simplemente en España... a que si?
Voy buscando mas sitios de España con nieve ( o con cañoes de en su defecto ) y te aviso...

Besitos

Cafeína dijo...

Akasha: David encontrará algo, no te preocupes. Además, ¿los regalos no son sorpresa?

Diego: nada mejor q la nieve eh ;P Sólo con conocer España ya tienes en q ocupar todas tus vacaciones. ¿Un paseillo por la sierra en invierno?